mm

domingo, 13 de enero de 2019

MÁS QUE UN DÍA








Sara, la soñadora, devoraba libros desde siempre, ese era su refugio, su lugar secreto, ahora con gafas de leer como ella decía, pero para sus adentros pensaba “ya está me estoy haciendo vieja”. 

Estaba sentada en una sala semi oscura,  las cortinas solo dejaban entrever unos pocos rayos de luz que daban algo de vida a una habitación azul un poco deslavazada. 
Leía casi compulsivamente, sobre todo historias románticas que le sacaban de su soledad y le daban esperanza de que podía conseguir algo mejor. ¿Mejor? Rafa era lo único y mejor que tenía pensaba, un hombre alto y huesudo no sin falta de sex-appeal, un poco rudo pero fiel a sus convicciones y sobre todo a ella .
Trabajador, siempre pergeñando mil historias pero sobre todo le gustaba mucho trabajar con las manos. Siempre que podía hacia alguna cosa nueva e increíble  con esos  brazos tan fibrados… ahora que lo pensaba era relajante incluso erotizante verle trabajar en un mueble innecesario. Esas manos y esos brazos siempre le dibujaban una sonrisa. 

_Renata Brzozowska___-_-.✿Open ArtGroup__✿.

Somos modernos pensó Sara,   las tradiciones no son lo nuestro pero hoy era nuestro aniversario y se podía haber acordado si me quiere tanto como dice claro...pero los hombres son así llevan la mentira en su ADN y olvidar las fechas importantes, qué le vamos a hacer, por lo menos no ronca se dijo... 

Sara siguió pensando, se preparó un té con una "nube de leche", reminiscencias de sus años en Inglaterra.  La verdad es que cuanto más pensaba más se daba cuenta de la suerte que tenía. No sólo es que no estuviera sola, sino que tenía un compañero que a veces incluso la sorprendía. 
Empezó a ponerse nerviosa incluso un poco enfadada consigo misma. Desde que conoció a Rafa lo tenía siempre cerca, en raras ocasiones se habían separado, no obstante quizás por esa cercanía, esa costumbre,  no lo había visto o simplemente miraba demasiado arriba y nunca se encontraban sus miradas.  Un poco de autocrítica era absolutamente necesario y ella se lo aplicaba, no siempre pero a menudo. 

Ahora sí que estaba presente, lo tenía allí mismo en frente de ella  y con un gran ramo de flores silvestres muy coloridas, sus preferidas.  
Sara pegó un respingo y él simplemente sonrío. - felicidades amor-

_✿_Open ArtGroup__✿




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LECTORES EN EL MUNDO

Únete a mis amigos

http://ads73835.hotwords.com/show.jsp?id=73835&cor=FF0000&tag=div&atr=class&vatr=post-body