mm

Translator

jueves, 3 de abril de 2014

REPÚBLICA DOMINICANA, PARAÍSO DEL "MACHO"

A riesgo de que me pongáis de todos los colores, he rescatado un reportaje que se publicó hace muchos años en la revista del Instituto Vasco para la mujer "Emakunde". Como  la publicaron en euskera y no tuvo mucha repercusión, me tomo "la revancha ". Más que nunca se trata de mi opinión y lo que vieron mis ojos. Como es un poco largo únicamente os presento una primera parte. Si os gusta publicaré el resto.
 
www.viajaralcaribe.net


Uno se da cuenta de que está en la República Dominicana nada mas bajar del avión y poner el pié en el suelo. La bofetada de calor húmedo se contrarresta rápidamente con las sonrisas de bienvenida incluso de la policía, que además recaba información “adicional” como el hotel en el que una se hospeda. El tremendo lío inicial de maletas y papeleo, acompañado eso sí siempre de 10 dólares sin los que nadie puede entrar o salir del país, se dispersa un poco con los “Vaya por ahí mi amor”, “Dígame que es lo que Vd. desea, ¡bella!...etc.



Detrás de tan acogedora bienvenida se esconden muchos y graves problemas, de los que sobre todo las mujeres y para variar, tienen mucho que decir. No hay que esforzarse demasiado para que a uno le cuenten historias. Los dominicanos son eminentemente acogedores. Las mujeres son tímidas pero después de un rato en el que  valoran silenciosamente a su interlocutor y pierden un poco el temor inicial de hablar con una europea, (con los hombres prácticamente no se atreven a  hablar), acaban ofreciendo su casa y algún primo suyo en edad de “merecer” si es que, ¡Vaya por Dios!, una no estuviera casada.



"Solterita alegre" Ya vé usted...
 En este país es inconcebible el que una mujer medianamente atractiva, sin defectos físicos aparentes, no tenga esposo o por lo menos “novio formal”. Se quedan absolutamente estupefactos cuando oyen hablar de mujeres cuya profesión no les deja tiempo para formar una familia, o tener hijos.
Las mujeres dominicanas son de buen conformar, tienen poco y con poca cosa se “apañan”. Llama la atención su especial criterio de conducta frente a los hombres. Los tratan como si fueran una especie en peligro de extinción, como algo precioso que hay que venerar y cuidar de cerca para que no ocurra que al menor descuido “otra” se lo lleve por delante. Por ello tampoco entienden muy bien aquello de que uno viaje y su pareja se quede en el lugar de residencia. Las parejas dominicanas se mantienen juntas en todo momento, mientras la relación funcione por supuesto, pero suele suceder  que no se mantienen excesivamente en el tiempo, quizás por un excesivo “celo”por ambas partes.

 Antes de la llegada del turismo a la república, el sometimiento  de la mujer dominicana al hombre era total. Ellos eran los que llevaban las “habichuelas” a la casa y por ello había que tragar “carros y carretas”. Hoy en día la situación ha cambiando sólo ligeramente. Las mujeres han encontrado una vía de escape en hoteles y restaurantes, donde pueden trabajar como camareras o limpiadoras, con lo que aportan unos pesos a la economía familiar y no se sienten  tan sojuzgadas.

BY SUSANA FADÓN
De cualquier forma y según me contaba María Inocencia, una camarera del hotel donde me hospedaba, se puede tener la mala suerte de topar con un “Merenguero” (dícese del varón al que le gusta la música nacional, el Merengue, las mujeres y sobre todo “tomar” Ron). Con ellos la cosa se complica porque las ocho o diez mil pesetas que al cambio pueden llegar a ganar al mes, se las gastan en aquellos menesteres en los que las mujeres “oficiales” de los merengueros, poco o nada intervienen.

 “Los hombres dominicanos son muy machos y les gustan mucho las mujeres blancas como ustedes, pero sobre todo las españolas que son mas bravas” me dice Inocencia con cara de picardía. Al parecer la fidelidad no es algo que se practique con frecuencia: “¡Ah, sí! a los dominicanos les gusta mucho “jugar”, pero si están casados con anillo, papeles y todo, no se atreven a hacer nada porque va en contra de la ley y los pueden meter presos”.... 

 ¿CONTINUARÁ?




22 comentarios:

  1. Me encantó espero la segunda parte ! Lo contás muy divertido. Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que te haya gustado Anita! Pues nada si a alguien más le gusta seguiremos. No quiero romper el ritmo y perder a los que me leen porque según me dicen, escribo poquito y no doy mucho la lata jajaj
      Besitos wapi.

      Eliminar
  2. No deja de ser interesante tu visión, especialmente porque tiene testimonios de mujeres que han vivido la situación en carne propia. Muy bien contado. Espero la segunda parte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que aunque tarde, se reconoce mi trabajo :)
      Muchas gracias Maria Eugenia!
      Saluditos

      Eliminar
  3. Creo que "merengueros" y mujeres sufridas, hay en todos lados! La cuestión es que actitud tomar y darse cuenta a tiempo para no amargarse la existencia con un hombre así. Muy buen trabajo Su!! ..Espero como todas la 2da parte =) Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está claro, pero realmente los dominicanos son caso a parte. Para irse de juerga los mejores, para algo más... mejor te olvidas.
      Gracias Sole ;)

      Eliminar
  4. Cómo me he reído recordando Dominicana.... viví dos años allí y como dices, si un hombre no se localiza esta en tragos (bebiendo), bailando o con una mujer, para decirlo finamente como tú. Me quedé con ganas de seguir leyendo, pues eso de la fidelidad en el matrimonio... Buenos recuerdos de vivr allí, aunque demasiado machista.. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía Sandra, no te pierdes una! Tb en Dominicana? Yo no se si hubiera aguantado tanto tiempo en un sitio tan machista sinceramente. Vomo ves no hay ni un mensaje masculino... por algo será ayyy.
      Me encanta que os quedéis con ganas de sguir leyendo! ;) Es un reportaje que aquí resultaría demasiado largo y no hay muchas fotos, la mayoría se estropearon. No tenía a una profesional como tú y me las apañé como pude... pero publicaré lo que queda de la mejor manera posible,
      Gracias Sandrita!

      Eliminar
  5. Cavernícolas puros, oiga.

    Afirmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fiiin! comentario masculino :)

      Gracias Ram.
      Saluditos

      Eliminar
  6. Creo que el machismo está presente en toda Latinoamérica, se salvan algo las capitales o las ciudades grandes pero en los pueblos del interior es muy marcado y aunque parezca mentira, las mayores promotoras son las madres de hijos varones que los crían como dioses.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AMEN hermano! es exactamante así.
      Gracias por tu aportación Javier.

      Besos

      Eliminar
  7. Me ha encantado, especialmente por los aportes de primera mano. No es un país que me atraiga mucho, la verdad. El machismo no comulga bien conmigo, especialmente cuando son las mujeres las que lo promueven.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal, a nadie que tenga dos dedos de frente le puede gustar semejantes situaciones. Si te ha gustado me algra un montón porque hay una segunda parte ;)
      Gracias por tu esfuerzo , de verdad :)

      Eliminar
    2. Llegué a la primera parte después de haber leído la primera, Susana ;)

      A la espera de una tercera parte, eso sí.

      Eliminar
    3. La segunda dirás jajaj. La tercera... no sé si va a interesar tanto igual es demasiado Dominicana!. Lo estoy valorando...
      Gracias again ;)

      Eliminar
    4. Eso, llegué a la primera después de haber leído la segunda. Ay, parezco Groucho y la parte contratante....

      Eliminar
    5. Sí... un poco de Groucho tienes ;) lo que es todo un piropo eh?

      Eliminar
  8. Por mi parte, si la segunda entrega la públicas hoy mejor que mañana. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de compartir las segunda y tercera parte David.
      Saluditos

      Eliminar
  9. Anónimo16:14

    Hola soy española y conoci un dominicano aquí en España he vivido 7 meses preciosos con él, yo casada y él también quería romper con mi vida y vivir con él pero me convencio para que esperara a que él se fuera a su pais y allí una vez ubicado podriamos pensar en nosotros, me pidio dinero y yo se lo di.
    Bien pues se fue a su pais y a partir de ahí ya no se más de él, estoy sufriendo muchisimo, me ha destrozado porque estoy enamorada de ese montaje que formo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento muchísimo de verdad, pero tú misma sabes lo que debes hacer y olvidarte lo más rápido posible. Hay muchos peces en el mar y desde luego no hay que ir a donde a uno no lo quieren no crees? Besos

      Eliminar

LECTORES EN EL MUNDO

Únete a mis amigos

http://ads73835.hotwords.com/show.jsp?id=73835&cor=FF0000&tag=div&atr=class&vatr=post-body