mm

Adsense

sábado, 13 de abril de 2019

PAJARITO



Piolín me llaman... 

Sí ya sé lo que vais a decir, pero mi dueña no es que tenga mucha imaginación, porque tampoco ha tenido mucho tiempo para desarrollarla, pobrecita, es una preciosa niñita pero no sé calcular los años en humanos y claro como le gustan aquellos malditos dibujos que a tantos primos míos de Tenerife han fastidiado con el nombre de marras, pues así estamos, algunos dicen que fatal, pero yo tan Pichi me lo paso fenomenal en esta casa de tócame Roque. 



Cuando me quitan el trapo de encima me alegro y empiezo a cantar, y se me da genial. Ellos creen que si me tapan en pleno día no me doy cuenta, como si fuera tonto... ¡anda ya!, como cuando quieren que no me entere de ciertas cosas que ocurren fuera de la alcoba, pero a mí me parece bien, nosotros cuando nos dejan nos queremos donde nos da la gana. 

Normalmente se pelean a gritos, pero es que tiene los pulmones fuertes, seguro... 







Mi preferida desde luego es Anita, que se supone es mi dueña porque se quedó prendada de mí un día que fueron al rastro, pero yo no tengo dueño y en cuanto pueda y no se den cuenta me las piro, a ver si puedo volar un poco por ahí que ya está bien. Sólo puedo hacerlo cuando a la niña se le antoja y en su habitación, claro. Pero a mí no me gusta nada porque acabo dándome contra los muebles porque uno sale atontao de la jaula que por muy dorada y bonita que sea no deja de ser una jaula... y no se para dónde voy y me pego unos golpes que estoy vivo de milagro. 

La peque me quiere, eso sí, pero hay amores que matan, porque a veces me coge y me da besitos y se le caen babitas que para mí son como las cataratas del Niagara, entre eso y los apretujones no sé todavía cómo me mantengo vivo.  






Menos mal que no suele venir muchas veces con sus amiguitos porque ahí ya paso de todo y me hago el muerto. Primero empiezan los gritos -Piolín se ha muerto, Piolín se ha muertoooo, entonces viene mamá Laura, me coge y simula hacerme una especie de boca a boca, pero me dice bajito – no te preocupes yo te entiendo, hazte el muerto que sino estos bichejos te matan de verdad. Yo hago un suspirito para que me oiga y sigo con la comedia, lo que hay que hacer por la supervivencia... 

Y hablando de eso, menos mal que no tienen “un lindo gatito”, sí sí... lo sé porque me lo repiten a todas horas, en fin, por lo menos por ese lado puedo estar tranquilo. 

Otras veces viene el papá que no me cuida mal, aunque casi siempre está de mal humor, me trae agua fresquita y un poco de alpiste aunque hay cosas mejores, como un rico gusanito… pero como no me entiende por mucho que le pío, y no me hace mucho caso.



Por cierto, hoy no sé qué ha pasado que está todo muy silencioso y el trapo no me lo han puesto siquiera ahora que me doy cuenta no sé qué habrá pasado. Esto es muy raro… 



                     Josip Kotler ----.✿ _ abierto artgroup _-.✿


Llevo mucho rato esperando que aparezca alguien y nada, sigo solo. Hay un ruido que viene del fondo de la casa… ¡anda! Pero si se han dejado la puerta de la jaula abierta… voy a ver si me entero de algo aunque eso está muy oscuro. 

He llegado a una habitación que no reconozco claro, no sé ni como he podido porque aparte de la cocina y el dormitorio de Anita, nunca he visto el resto. El ruido lo hace la mamá, ahora la veo que está en la cama tumbada y tapada hasta la barbilla que se le mueve mucho y dice ay ay ay… se han ido... me voy a poner cerca para que sepa que estoy aquí con ella, así al lado de su cara que está muy mojada y… ¡está salada!. Anita no está, siento que no hay nadie en la casa. Laura me coge con mucho cuidado y me pone cerca de su boca, me besa despacito, ahora comienza a respirar más lento más tranquila... 








lunes, 8 de abril de 2019

BRONCA EN EL BAR






A VERLAS VENIR  


Aaron westerberg --_ ✿open artgroup __

Duke era un hombre atractivo a pesar de que su apariencia era un tanto desaliñada. Su brillante pelo le caía en ondas sobre la frente dándole un punto entre sexy y triste. No descuidaba su higiene, aunque a primera vista no estuviera muy claro. 

Estaba fumando, como casi siempre cuando parecía que pensaba. Su expresión inexpugnable. La razón era su reciente despido de la obra, total y absolutamente inaceptable según su opinión ya que si bien se pasaba un poco bebiendo, ( no se molestaba en ocultarlo ),siempre cumplía escrupulosamente con su trabajo. Sus compañeros hubieran podido atestiguarlo aunque no fueron de gran ayuda. Seguro que encontraría otro trabajo enseguida solo su fornido aspecto daba buena impresión, o eso le habían dicho,  no se preocupaba demasiado por un trabajo porque siempre encontraba rápidamente otro. Qué  más da, pensaba, lo importante es  poder comer no?. pero en el fondo lo que más le preocupaba era como se lo iba a decir a su novia que no tenía muy buen carácter por cierto. 



NI TU NI YO  


Cecile Desserle --✿.__✿Open ArtGroup__✿


Eva no quería ni escucharle ya estaba ahí con esa cara de no haber roto un plato y sin embargo sabía que algo había pasado,  ya lo intuía, iba  a empezar con sus habituales excusas. Encendió un cigarrillo como sólo ella sabía.

Por Dios, estaba tan cansada, cansada de lo poco que le duraban los trabajos y lo mucho que le gustaba la cerveza, ella era demasiado para un tipo como aquel, últimamente hasta los amigos de Duke se lo decían, era demasiado mujer, una hembra con todas las letras y Eva había empezado a creerlo hace ya un tiempo. Cada vez que intimaba con alguno de aquellos rudos hombres su autoestima subía vertiginosamente, esa manera de sentirse deseada la hacía fuerte y poderosa y no iba a renunciar a eso por un mequetrefe. Además, aquellos hombres no eran tan buenos amigos después de todo. Ni se despeinaban traicionando a un compañero de aquella manera. A veces le daba un poquito de pena, pero se lo merecía por pusilánime.   


SECO SIN SANGRE 
Lo vio nada más entrar con esa sonrisa comprada, esos dientes perfectos que tanto le irritaban, no como los suyos que empezaban a amarillear por efecto del humo de tantos cigarrillos de liar que fumaba sin parar. 
- Hey Duke, tomate una con nosotros, dijo el hombre haciendo un ademán  

Me está provocando claramente, pensó mientras se acercaba, una Guinness nunca era de despreciar. 
Estaban hablando a voces, era su cuadrilla habitual  de trabajo. Discutían por algo, seguramente una mujer pensó. 

- A esa sólo me la tiro yo, pero ¿qué dices desgraciado?, sí  si… tú  y unos cuantos más  jajajaj rieron todos. Pero qué me estás contando con la cara de Grillo que tienes, Eva no te mira ni por CASUALIDAD!!  ¡A esa no le hace falta ni abrir los ojos para follar, no le importa con tal de que le den lo suyo! Jajajaj. - Cállate imbécil Eva sólo me quiere a mí!  Jajajaj - siiii es muy amorosa la muchacha jajajaj. 

Le había parecido oír el nombre de su novia, pero seguro que se había confundido, no podía ser la causa de que se estuvieran liando a golpes. Eh, eh qué pa..sa…, no pudo seguir avanzando,  algo que no identificó le hizo doblarse,  un pinchazo agudo y certero. Allí quedó, inútil, tirado  en el suelo sin vida. 








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LECTORES EN EL MUNDO

Únete a mis amigos

http://ads73835.hotwords.com/show.jsp?id=73835&cor=FF0000&tag=div&atr=class&vatr=post-body