mm

sábado, 13 de mayo de 2017

NO TE VAYAS...



Érase una vez una niña de catorce años que tenía que cambiarse de colegio. Los cambios le daban mucho miedo y este sobre todo porque pasaría de un colegio femenino de monjas a otro secular y...¡MIXTO!. Además como pronto observaría, en su curso había tres clases y sólo en la de ella se encontraban unas cuantas niñas, el resto... chicos, y la mayoría de ellos podríamos decir que bastante asalvajados, provenientes de otros colegios donde no habían sabido muy bien qué hacer con ellos.

Para más Inri, el director del colegio era nada menos que el hermano de su padre, una persona fría y más bien dictatorial que desde luego no le reportaba ningún beneficio, más bien al contrario. El primer día cuando pasaron lista y leyeron su nombre y apellido, (obviamente el mismo que el del odiadísimo director),  toda la clase se volvió a mirarla. La pequeña se hundió en su asiento y sólo quería desvanecerse, desaparecer de ese entorno hostil.

Con el tiempo y debido a su carácter alegre y amistoso, hizo muchos amigas y amigos. Entre los últimos se encontró con alguien que parecía no pertenecer a aquella caterva de gamberros ociosos. Se trataba de un chico amable, sonriente y con mucho sentido del humor que le hizo las cosas mucho más agradables.




Desde que le conoció, casi automáticamente se hicieron amigos inseparables. Iban a todas partes juntos, tanto que sus compañeros no tardaron en llamarles "Romeo y Julieta" lo que a la niña no le gustaba nada porque ella le quería pero no de una forma romántica.

Pese a las burlas continuas, la pequeña seguía guardándole el sitio en el autobús del colegio, ya que la parada de su amigo era la siguiente a la suya.

La vida siguió su ritmo vertiginoso y los dos amigos siguieron su amistad durante muchos años, rieron como nunca y hasta hicieron alguna que otra pequeña locura. Hasta que alguien se interpuso. La niña que ya se había hecho mayor, quería la felicidad de su amigo ante todas las cosas y por eso se apartó calladamente.



Sin saber muy bien cómo ni por qué la oscuridad se cernió un día en la vida de esta niña mayor. Todo se puso en su contra, nada parecía salir bien por mucho esfuerzo que pusiera. No veía la luz al final del túnel. Fueron años amargos, solitarios en los que más de una vez estuvo a punto de ir en busca de él, pero no quiso perturbar su felicidad.

De pronto, nadie sabe cómo, su amigo del alma surgió  de las "redes", después de media vida sin verse ni tener ningún contacto. Fue en su cumpleaños cuando después de algunos reproches, porque ella le había echado de menos toda su vida, decidieron volver a encontrarse. Fue como si nunca se hubieran separado. Después de algunas lágrimas de la niña mayor, las risas volvieron a llenar su espacio, los recuerdos vividos brillaban aún con mayor esplendor.

Ella ahora vuelve a sonreír, pero hay algo que le atrapa el pecho y a veces no le deja respirar, porque sabe que no está en su mano que él se vuelva a marchar...






sábado, 6 de mayo de 2017

AMOR TRANSOCEÁNICO




Venía yo caminando rápido como siempre, pero esta vez la rabia me impulsaba como a un reactor de propulsión a chorro. Acababa de salir de la consulta de uno de los muchos médicos que últimamente he tenido que visitar. Soy la reina de la "somatización" y ya sabéis que no estoy en mi mejor momento... vamos que me salen goteras por todas partes, y aunque me cueste pretendo salir viva de esta. 

El "infrascrito" era médico de los de la "vieja escuela", por decirlo de forma suave  y porque nunca se sabe quién te acaba leyendo. La cuestión es que me dijo algo así como que para la edad que tengo bastante bien estoy... y claro, yo que me he trabajado la autoestima a hierro candente, por no soltar un exabrupto, (me encanta la palabra :) pues me comí la rabia y me fui pitando por no ponerme como un "obelisco" que me va muy mal para el asma. La verdad es que no tenía ganas pero hubiera quedado genial echarle una gran bocanada de humo en todo el careto. No tengo que deciros cual es su especialización, y lo que fumo, que es mínimo, no es el problema, pero no me negaréis que hubiera sido una salida digna de mí y mi marcado sentido teatral.

Dibujo a carboncillo de Miguel Angel Vozmediano.



De repente me vi en el Casco Viejo y se me ocurrió tomarme algo para calmar la ansiedad y darme un pequeño capricho, de esos taaan pequeños que ahora utilizo para no caerme de bruces. Total que me apetecía un buen chute de café de ese rico rico, pero a esas horas y con mis maltrechos nervios no podría luego pegar ojo... Me topé con uno de esos sitios modernos en los que hay café, helados y cosas dulces de todo tipo. No había nadie así que entré para fisgar un poco lo que tenían a ver si por un casual me apetecía algo que no tuviese cafeína ni azúcar, no me gusta, que le vamos a hacer...




Quería transportarme de alguna manera a mi querida ciudad y olvidarme del mal rato. El chico que me atendió además de guapo era encantador y con mucha paciencia porque le volví loco con mis dudas porque entre lo que me ofrecía que era mucho y yo que no lo tenía claro nos tiramos un ratillo, que si un "macchiato", no mejor un "frapé", un expreso sin cafeína no le veo sentido...  
Tenía acento extranjero así que le pregunté de dónde era y me dijo que de USA. Era tan amable y simpático que me enrollé un poquito, necesitaba una charla refrescante después de hablar con aquél energúmeno. Le dije  -No te pregunto por qué estás aquí porque seguro que es por amor... y algo se me debió escapar de una novia, no recuerdo bien. De pronto de manera silenciosa apareció sin que me hubiera percatado que había permanecido en un segundo plano. Muy alto y  serio pero con cara de buena gente como los  Vascos de pura cepa. -En esta ocasión la razón soy yo- me dijo quedamente, marcando territorio. Endika quiso puntualizar y me hizo  gracia porque me hubiera encantado decirle que lo único que pretendía era una conversación amable, con él ,con su chico y a poder ser en otro sitio donde nos dieran las tantas arreglando el mundo...

Veinticinco años llevan Bryan y Endika, Endika y Bryan, queriéndose y por lo que vi tratando bien a la gente. Seguro que en el barrio les  conocen de sobra y ya les aprecian aunque sean "forasteros"... :)



domingo, 16 de abril de 2017

MUJERES




Así, con mayúsculas. MUJERES bellas, fuertes,  aguerridas, enérgicas, dinámicas, afanosas, valientes, inocentes, experimentadas, curtidas, veteranas, castas, voluptuosas... todo eso  "Somos, son". Y os lo digo a ciencia cierta porque soy una de ellas, pero por favor no me clasifiquéis, no me pongáis etiquetas, no sirven para nada creedme. Soy mujer, nada más y nada menos.


Dibujo de Miguel Angel Vozmediano Peces.


Soy una apasionada de la mujer, de ser mujer, de las mujeres fuertes que me he encontrado por el camino, y que lamentablemente, las más importantes se encuentran lejanas en el espacio aunque no en mi mente y mi corazón.

Aquello del "sexo débil" ha quedado tan trasnochado, tan manido que ya casi nadie se atreve a decirlo, porque no hace falta ser demasiado avispado para saber que la fuerza tiene un significado MUY amplio y las mujeres no nos cansamos de demostrarlo una y otra vez.

Afectuosas, tiernas, mimosas pero también fascinantemente seductoras, sugerentes, maravillosas.


Dibujo a carboncillo de Miguel Angel Vozmediano Peces


Me encanta ser mujer, pertenecer a ese grupo a veces casi clandestino, por muchas desventajas que ello acarree, por mucho que serlo me cueste llorar lágrimas de sangre. No nos engañemos, en algunos aspectos seguimos como estábamos aunque eso sí, hemos conseguido tener al "HOMBRE" bastante despistado... pero tampoco estoy segura de que sea positivo en la mayoría de las ocasiones, porque si no nos entienden, no nos quieren. Es así por muchas vueltas que queramos darle. Y al final, lo único importante en la vida es cuanto nos han querido, cuanto hemos amado nosotras mismas. No hay nada mas importante, lo único que de verdad importa y que podrás llevarte cuando "hagamos el gran viaje", cuando se descubra el secreto que nadie ha podido descifrar.

Pero por favor, por mí y por el resto de nuestro género,  no os desaniméis, con amor o sin él somos la base de la cultura, la fuerza, la familia... ¡Qué sé yo!,  quizás demasiadas cosas para unos huesecillos cubiertos de piel. Por eso mismo paro aquí, no sigo diciendo todo lo que podría decir y que mis dedos quieren seguir escribiendo porque ya estoy sintiendo el crujir de mis detractores...





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LECTORES EN EL MUNDO

Únete a mis amigos

http://ads73835.hotwords.com/show.jsp?id=73835&cor=FF0000&tag=div&atr=class&vatr=post-body