mm

sábado, 5 de julio de 2014

¡A VER SI NOS ENTERAMOS!

Anne Marie Zylberman__Open ArtGroup_.
Tan modernos que somos, no nos cansamos de decirlo. Una sociedad del siglo XXI, plural, global... y ¿Seguimos "clasificando", prejuzgando?


Vivimos más años que nunca, pero está claro que no hemos aprendido nada de nada. Nos ocupamos como jamás lo hicimos antes, de "cultivar" nuestro interior. Se nos llena la boca diciendo que ES LO MAS IMPORTANTE, y sin embargo ¿Qué es lo primero que preguntamos cuando conocemos a alguien?: Edad, ocupación, educación...


©Lina Scheynius - Fotografía-vía Doctor ojiplático
Vivimos en la era de los contrastes, o nos da por la frivolidad total y nos convertimos en pedazos de carne, o buscamos la meditación, la reflexión... quizás en busca  de la iluminación absoluta.

Sigo buscando ese punto intermedio, ese que nos aleja de la sinrazón en que vivimos.

No sé vosotros, pero yo soy única e irrepetible, para lo bueno y para lo malo. No puedo evitar que me discriminen por razones de edad, sexo, pensamiento político... porque esa ha sido mi batalla toda la vida.  Pero me niego a que me etiqueten, no me da la gana. Si te gusto como soy ¡Qué demonios te importa el resto!.









16 comentarios:

  1. Respuestas
    1. En teoría es muy fácil sí, pero luego, en el día a día es donde me gustaría verlo...

      Eliminar
  2. No importa en que siglo estemos... Sigue corriendo el viejo slogan de "...dime con quien andas y te diré quien eres..."
    A la hipocresía no la cambia el tiempo sino la educación y parece que para nuestras culturas la educación es mala palabra... Si se educa al soberano el soberano elige otros caminos y el poder cambia de mano... Eso no le conviene a los poderosos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te falta razon Javier, falta educacion en todos los sentidos.
      Abrazo

      Eliminar
  3. Buen tema para la reflexión
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola, yo creo que es innegable lo que comentas, todos tendemos a etiquetar, a distribuir en espacios estancos e incluso, nuestras relaciones se fundamentan en relaciones de proximidad, de sinergias establecidas con comunes. Hay muy pocas personas que vivan al margen y creo que deberíamos hacer una distinción, las personas que etiquetan por conocer y por ubicar y las que etiquetan para levantar barreras y discriminar. Estas últimas son las peligrosas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esas últimas me refiero Juanan, estoy harta de discriminaciones sin sentido, todo lo demás que comentas no se puede evitar...
      Besos

      Eliminar
  5. Pues nadita, amiga, pero aún así estamos forjados, somos, nos guste o no seres forjados, no tallados uno a uno...He ahí la madre del borrego..No nos podemos "hacer a nosotros mismos" ya nacimos hechos o al menos cuando adquirimos la voluntad y el conocimiento para tratar de tomar las riendas de nuestro ser es demasiado tarde... sólo podemos tallar las imperfecciones que encontramos y pulir aquellas actitudes y aptitudes que nos place...Nadie es del todo él porque todos nacemos en el seno de una sociedad que nos moldea aunque sólo sea inconscientemente desde el primer día y nos acoge en un mundo ya estructurado que nos inculca sus prejuicios. Podemos limar, cambiarnos, cambiar nuestro entorno, pero la razón de que seamos como somos ya es pasado. Saludos, estoy segura de que poco a poco, mentes y corazones como el tuyo moldearán el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff no te creas, yo sigo limando todas mis fallas pero cada día me encuentro con más ignorancia peligrosa y con ausencia total de educación. Contra todo eso no puedo y menos yo sola... lo que me queda es revelarme y no dejarme etiquetar, por lo menos hasta donde llegue!

      Eliminar
  6. Es bueno tener convicciones claras frente a este mundo actual, el saber lo que uno es, quiere y siente, vivir según esa experiencia es totalmente respetable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo muy claro quién soy y cómo quiero vivir, pero esto ultimo no está en absoluto en mis manos.

      Eliminar
  7. Es que los extremos nunca fueron buenos. Estoy de acuerdo en que hay que buscar un equilibrio intermedio. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Es la búsqueda de toda una vida Teresa, y sigo buscando...

    Saluditos

    ResponderEliminar
  9. La vida parece convertirse en una pantomima de ella misma. Sólo vivimos para estar todo el día expuestos en un escaparate.

    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LECTORES EN EL MUNDO

Únete a mis amigos

http://ads73835.hotwords.com/show.jsp?id=73835&cor=FF0000&tag=div&atr=class&vatr=post-body