mm

Translator

sábado, 15 de diciembre de 2012

¿DÓNDE ESTOY?

David Walker
Esa sensación de estar y no estar, de participar y no tomar parte, de advertir y no percibir... Como quienes han estado cercanos a la muerte, dicen que experimentan una visión lejana de las cosas, desde las alturas de una estancia. Desde un lugar lejano del que no sabemos bien si podemos/queremos regresar. 
Hay situaciones en las que uno no consigue hacerse paso entre la obscuridad y cuanto más camina, analiza, examina comportamientos propios y ajenos, más lejos se encuentra de la "casilla de llegada".

P.Cézanne_ El Château  Noir.
¿Lo estaré imaginando? ¿Será un sueño del que despertaré? 
No tenemos muchas, por no decir ninguna prueba, de que esto mismo que  ahora lees sea fruto exclusivo de tu imaginación.

¿Dónde está esa luminosidad que aclara las cosas, esos colores que tiñen de verdad una realidad apenas aparente?
Wolfgang Lettl.
Sólo el tiempo responde, ese ami-enemigo que cuando más lo necesitas corre, vuela,  que se estanca cuando urge  dejar atrás la desconfianza, anhelos y sospechas. ¿Cómo diablos he llegado a este lugar?, "Me pregunto si habrá alguien más conmigo..."

Soledad déspota  arbitraria e intolerable, irritante opresora, tirana y a la vez deseable.




jueves, 6 de diciembre de 2012

UNA RAZÓN PARA QUEDARSE

Hans Jochem Bakker.
Muchas veces uno no lo tiene claro. Cuando nos encontramos en lugares extraños o inhabituales, ya sean geográficos o del alma, las razones para quedarse o marcharse se vuelven difusas. ¿Donde está mi hogar? ¿A dónde pertenezco? Susanna Tamaro decía: "Donde el corazón te lleve". Pero este órgano tan importante tiene la mala costumbre de equivocarse a menudo, se deja convencer con facilidad cuando oímos lo que siempre hemos querido oír, aunque haya estado cerrado a cal y canto  bajo mil llaves

Y es que los sentimientos son difícilmente controlables cuando el ritmo cardíaco se acelera, cuando las manos sólo quieren tocar otras manos, cuando la piel sólo resplandece en el reflejo de la otra. Cuando mis ojos sólo buscan los tuyos. Cuando...

Omar Ortiz
Pero... de pronto alguien perturba nuestro santuario, nuestro sueño  intimidad y descanso. Con sus ruidos, sus malos hábitos.  Ya no eres ni tan listo ni tan rápido, pero... ¿Le sigo amando?, ¿Me importa si es feliz aunque lo sea sin mi?. Esas son las grandes preguntas.

De repente, se suceden  los cambios, primero el tono de voz, las virtudes se convierten en defectos,  los reproches se esconden bajo bromas sin  gracia. Las largas conversaciones se convierten en relatos del día a día y la comunicación otrora esencial, indispensable, se vuelve 
Alfredo Araujo Santoyo
unilateral, cada uno se encierra en sí mismo y piensa que el culpable de todo es el otro, que el esfuerzo más grande lo ha hecho uno y  reina el desconsuelo, el desconcierto, porque nadie dice lo que verdaderamente siente, por orgullo mal entendido, dignidad... qué se yo.


Hay que evitar las discusiones, evitar decir lo que pasa, porque duele. Evitar pasar un mal rato aunque hablando se entienda la gente. Evitar, evitar, evitar... hasta que  no haya camino de vuelta, hasta que quizás alguien nos devuelva la sonrisa, hasta que encontremos al menos, alguien con quien pasar la jodida Navidad.






LECTORES EN EL MUNDO

Únete a mis amigos

http://ads73835.hotwords.com/show.jsp?id=73835&cor=FF0000&tag=div&atr=class&vatr=post-body