mm

Translator

martes, 31 de julio de 2012

¿FIESTAS PARA TODOS?

En agosto son las fiestas de Bilbao hasta ahí bien, o no, dependiendo de los gustos. Pero es que además en este mes que empieza con Lorenzo "apretando fuerte", son las fiestas de casi todos los pueblos y ciudades de la Península y seguro que de algún archipiélago también. Unas antes, otras después... pero una gran cantidad se celebran en Agosto. Menos mal que los San Fermines son en Julio porque sino la borrachera de celebraciones (nunca mejor dicho) sería del todo infumable.

Seguro que a muchos os encantan las fiestas y a mí también... pero sólo "algunas". Lo ideal para mí cuando aprieta el calor sofocante, es  perderme por pueblecitos situados en lugares recónditos y descubrir ¡oh sorpresa! que celebran sus fiestas patronales, que se echan unos bailes con la banda del pueblo o se traen alguna orquesta más moderna para los jóvenes y jóvenas, si es que queda todavía alguno en los caseríos, aldeas y demás, porque de ese tipo de fiestas estoy hablando, de las "de casa",  de abuelas bailando juntas y entonando canciones que sólo recuerdan ya unos pocos, to
dos de más de 70. Esas comidas y platos sencillos cocinados a propósito y en ocasiones, exclusivamente  para "fiestas".

Por supuesto que recuerdo las  de Ondárroa, porque aunque es un pueblo bastante grande, eran un poco así, con sus concursos de "Marmitako", pero del bueno, nada que envidiar al guiso originario que los arrantzales o pescadores, hacían en sus barcos como comida base. Con las "cuadrillas" pegando saltos a más no poder detrás de las comparsas,  armando jaleo "claro que sí, que estamos en fiestas", pero respetando mucho a los mayores por la cuenta que nos traía. Con sus fuegos artificiales            
Parte de mi cuadrilla en plenas fiestas, vestidos para la ocasión. La foto tiene su historia, porque aunque no se aprecie su calidad,  fue hecha por un fotógrafo profesional que conocí en  el periódico "El Correo"
"las Barracas" que llamamos aquí: atracciones de feria pero en plan más casero, y en general mucho de comer y demasiado de beber, para qué nos vamos a e
ngañar. ¡Pero quien no ha cogido una borrachera alguna vez en fiestas!.

Lo que yo quiero comentar es  lo que pasa en los últimos digamos 10 años, que por lo menos en la "Noble Villa" el tema fiestas se le ha ido de las manos. Y ahora está la cosa más calmada porque a mí me tocó sufrir una época  en la que viví
Foto de Juanma Aparicio   www.estudio3fotografos.com
a en el "puñetero" centro de Bilbao, al lado de la Plaza Circular o Plaza de España. Nadie nos advirtió, ni por supuesto a nosotros se nos ocurrió pensar que estábamos en plena "zona cero". No había escapatoria posible, los bares y choznas sacaban los bafles de sus equipos de sonido a la calle y allí no había quien durmiera, ni pensara, ni siquiera respirara. Enseguida nos enteramos de que la mayoría de vecinos huían despavoridos hacia lugares donde sencillamente pudieran dormir. Nosotros nos las vimos y deseamos  para encontrar un sitio en el que no fuera fiesta, y dormir al menos un fin de semana, porque después había que trabajar.

En fin, que es época de fiestas y celebraciones, yo las viviré un poco de lejos, con más  calma y recordando aquellas "otras" en las que parecía que teníamos la llave de la felicidad, en las que los amigos lo eran "para siempre" y  de verdad, y los primeros amores empezaban a despuntar...




ofertas garmin

sábado, 21 de julio de 2012

EL HOMBRE/AMOR IMAGINADO






By Anna Bocek
Te he encontrado y perdido tantas veces que no se contarlas, los números no tienen sentido nunca lo tuvieron.

Me enfrento a diario a miradas de concupiscencia, rabia,  envidia, celos... son hombres y mujeres, tú no estás nunca para decir ¡Basta! ¡No la miréis más!  es un alma blanca perdida entre tanta inmundicia.

Serán las sobredosis de películas francesas donde la conexión repentina entre los protagonistas es tan intensa que hablan y hablan sin parar porque tienen  cosas importantes, cruciales que decirse,  no pueden esperar a ser escuchadas,  les falta el tiempo, se interrumpen y de repente se vuelven locos , se gritan, huyen para encontrarse en la próxima esquina dentro de diez minutos ,10 años,  se besan, entre reproches fingidos, se besan entre quejidos entrecortados, se besan... y las dos o tres horas que
 Dibujo de Elisaveta Kochandjieva
dura la película se me hacen cortas y quiero ser la 
protagonista aunque la historia termine  trágicamente. Quiero que tus brazos me rodeen , que caminemos de la mano a orillas del Sena, que una caricia furtiva despierte en mí el deseo y que pasemos los próximos tres días sin salir de la cama, que se nos olvide comer y sólo bebamos de vez en cuando un sorbo de cava o de zumo de naranja que tiene vitaminas dices y sonríes y sonríes y las carcajadas comienzan sin ton ni son y al fondo se oyen las campanas...

By Boba Bop
De repente te miro y me hundo en tus ojos buscando buscando, escudriñando sin ver un atisbo de complicidad, de connivencia,  y no me sirve tu pasión. Tus besos y tu prisa me agobian y me vuelvo a alejar y recuerdo tardes calurosas de vino y mimos, de arrumacos , de olores y masajes oleosos, de chapoteos furtivos de charlas interminables en tu adorado adorable balcón mirando las montañas tan cerca, las estrellas...

¿Fueron muchos? me preguntas, y quiero responder y no respondo, fueron "todos" pero ninguno está en ti...



Nota; Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.


miércoles, 18 de julio de 2012

¿VIAJAMOS?





Noche blanca en Moscú
Mis amigos siempre me han dicho que he viajado mucho, aunque yo no lo considero así, claro que depende con quién me compare como todo en la vida... quizá por eso no me gustan nada pero NADA las comparaciones. Cada uno es cómo es con su idiosincrasia, su personalidad... su condición, qué se yo, sobre todo con sus limitaciones, porque lo que está claro es que no todo el mundo puede viajar aunque quiera y también que no es lo mismo viajar por placer que por trabajo, porque hay gente (pobrecitos míos) que conocen aeropuertos y poco más, y eso es como quedarse a medias... o mucho peor que no viajar sin más.

Bilbao, by Fernando Marcos.
Conozco personas muy de aquí, que les encanta el País Vasco y están orgullosos y lo llevan como bandera, pero eso no quiere decir que no haya lugares igual e incluso más interesantes que donde uno ha nacido y tiene sus raíces. Yo sin ir más lejos soy uno de ellos y como sabéis me encanta vivir en Bilbao, una ciudad pequeña, coquetona y que además tienes todos los servicios de una grande. Tenemos el mar y la montaña a tiro de piedra, una oferta cultural cada día más grande. El turismo, sobre todo el gastronómico, empieza a ser cada día más importante ¿qué más se puede pedir? hombre... el tiempo podría ser mejor, pero entonces ya no tendríamos este paisaje verde maravilloso tan característico nuestro.
En algún lugar del Caribe


Dicho todo lo anterior, cada vez me convenzo más de que no conozco casi nada, de que hay tanto por ver que me da vértigo. Si estamos aquí, en un planeta tan hermoso con tantos contrastes de  culturas, paisajes... creo firmemente que no salir de tu pueblo es un delito. Viajar tendría que ser un derecho y estar subvencionado... pero ay, el trabajo también lo es  y ¡mirad cómo estamos!. Así y con esas, permitidme que sueñe un poquito, que para eso he creado este lugar, para imaginarme que puedo ir visitando uno a uno los 43 países desde donde me leéis...





miércoles, 11 de julio de 2012

LA LEY DE MURPHY





Por si queda alguien que todavía no sepa lo que es, según la wikipedia, con la que no siempre estoy de acuerdo pero por esta vez la voy a citar: la Ley de Murphy es una forma cómica y mayoritariamente ficticia de explicar los infortunios en todo tipo de ámbitos que, a grandes rasgos, se basa en el adagio siguiente:
«Si algo puede salir mal, saldrá mal.» Y eso no lo dice sólo él, conozco muchos adeptos...
El tal Murphy  era un ingeniero estadounidense que trabajó sobre experimentos con cohetes, pero  hay miles de teorías sobre el origen de la mencionada ley así que no voy a 
profundizar  sobre el asunto.
El caso es que yo soy una clarísima víctima de la puñetera ley esa. Ejemplos tengo miles, como mi llegada y mi vuelta de vacaciones. Parece que  los astros se conjuran en mi contra para que todo resulte lo más complicado posible. A mi regreso por ejemplo, me he encontrado no con uno sino dos avisos de correos que requerían pasarme corriendo por sus oficinas. A pesar de haberlo hecho nada más dejar la maleta en casa, no son asuntos fáciles de resolver. 
Por supuesto, cuando estoy en casa, a mi buzón sólo llega publicidad.
Tampoco trabajo mucho con mensajerías, pero "mira tú por dónde" me he encontrado con sendos avisos de que se habían pasado y al no encontrarme en casa han tenido que 
devolver el paquete o la carta y tal y tal...
En cuanto al viaje en sí, no ha estado mal ,no me puedo quejar. En el aeropuerto, desde luego aunque sea la primera de la fila para facturar, de repente la señorita azafata , tiene no se qué problema y debe ausentarse "un momentito nada más" , lo que se traduce en que se abren otras filas a las que yo ya no me puedo desplazar porque lo mío está a medio hacer, y veo cómo va desapareciendo hilera tras hilera, porque las otras compañeras facturan a la velocidad del diablo, mientras yo sigo esperando a que vuelva la "aeromoza". En esas ocasiones contemplo seriamente la posibilidad de darme a la bebida...


Y ¿las casualidades?, yo en esto ya no se qué pensar, igual merece un artículo aparte, pero no lo creo porque si fueran de las buenas todavía, coincidencias como las de "los amantes del círculo polar" de Medem, aunque sin rastro de romanticismo  claro... son coincidencias 
Bellísima película basada en desgraciadas casualidades

del tipo que me toque sentarme en un abarrotado avión junto a un ex-novio de infausto recuerdo al que no pensaba volver a ver nunca más en la vida. ¿Se trata de un vuelo 
corto? nooo, ¡por favor!. De tres horas mínimo, sin posibilidad de escapatoria y encima dando las gracias por no ser un transcontinental. El infrascrito, desde luego se alegra muchíiisimo de verme pero sobre todo de enseñarme las fotos de su modélica familia, amén de contarme con pelos y señales sus logros en el trabajo, y que vamos, no le puede ir mejor en la vida. ¡Bendito mp3, mp4 o lo que sea!, lástima de no tener unos cascos que me cubrieran la cara o a poder ser medio cuerpo.
Y luego me decís que ¿la mala suerte no existe?, pues si es así, yo debo ser prima segunda del Murphy ese, que hasta le han sacado canciones y todo. Por algo será ¿no?


LECTORES EN EL MUNDO

Únete a mis amigos

http://ads73835.hotwords.com/show.jsp?id=73835&cor=FF0000&tag=div&atr=class&vatr=post-body