mm

sábado, 26 de mayo de 2012

EL MONSTRUO DE LOS OJOS VERDES



Estaba yo ordenando fotos antiguas e intentando mejorar su calidad (os pido disculpas si la mayoría no están a la altura), cuando al observar imágenes tanto de mis padres como mías, me di cuenta de lo tonta que había sido y lo que me he dejado influenciar por la envidia ajena, porque este sí que es el deporte nacional.

Apuntando maneras...
Desde muy pequeña tuve que sufrir en el colegio comentarios del tipo “jirafa”, “piernas de palillo”… y algunas otras que ni siquiera me apetece repetir. Sí, ya sabemos que los niños son crueles, pero cuando crecemos la cosa no mejora. Y es que  he tenido una colección innumerable de complejos físicos, internamente siempre he sabido quién soy a pesar de que me lo han puesto muy difícil.

Cuando uno se hace mayor se aprende a relativizar, a mirar las cosas de otra manera y a tener perspectiva, aunque tristemente ésta sólo te la dan los años y/o la distancia.

Desfile de mi querido e inolvidable  Jesús del Pozo. 
Me he dado cuenta de que aquellas niñas que me hacían la vida imposible, o eran regordetas, bajitas o con piernas de futbolista por decir algo. Yo, siempre he sido muy ingenua y rezaba todas las noches para que mis piernas perdieran unos cuantos centímetros, pudiera parecerme más a ellas y me dejaran en paz.

Lo creáis o no, estuve acomplejada muchísimo tiempo. Hay que decir que a los trece años ya medía mi 1’75, y tenía que ponerme siempre al final del todo en las fotos para no tapar a nadie. Pero un buen día alguien se fijó en mí y me introdujo en el mundo de la moda. Inexplicablemente, todos aquellos complejos se habían transformado en virtudes encima de una pasarela. Por aquél entonces ya estaba en la Universi
Compañeros de "modelaje". Yo en medio.
dad y además trabajaba unas horas en la radio, con lo que se me hizo imposible seguir aquél camino, amén de que no tenía ni por asomo las medidas que se requieren para una carrera profesional en ese campo. Pero yo tan contenta, fue una experiencia corta pero inolvidable, aunque para variar no guardo demasiadas fotos ni vídeos que los había preciosos, como el de la Semana Internacional de la Moda, que tanto me gustaría recuperar.

Ella, la auténtica modelo
Ahora me regodeo, miro y remiro fotos antiguas de mis padres tan guapos que parecían artistas de cine. Y sí, podéis llamarme narcisista, porque ahora veo qué guapa era aquella niñita y me gusta recordar cómo era entonces y ver las cosas de otra manera desde aquí, en esta burbujita donde intento que los sobresaltos del exterior no me afecten ni a mí ni a ninguno de vosotros.    


   





¡Tu opinión es muy importante! !Participa con tus comentarios!




34 comentarios:

  1. Anónimo14:16

    A mi me llamaban Dumbo por mis soplillos. me lo pase mal. poco a poco me di cuenta de lo que realmente era importante en la persona. ahora sin mis orejas no seria yo.
    muxusz
    Juanra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos hemos pasado por cosas parecidas, lo malo es que de mayores tampoco aprendemos.
      Hay gente que por muy bien que le vaya, siempre sentirá envidia del vecino, ya se buscarán las razones, aunque al otro seguramente le vaya peor...

      Gracias Juanrita

      Eliminar
  2. Alejandro Villaverde Ferreiro17:58

    Eras guapísima y lo sigues siendo. Lástima que te hayan hecho tanto daño las críticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el cumplido Alejandro, pero... no se trata de eso. La envidia a veces ni siquiera tiene un porqué y sólo genera infelicidad a los unos y a los otros. Por eso, y basándome en que no creo que haya nadie que quiera ser infeliz a posta, creo que es una enfermedad, tanto como los celos... pero esa es otra historia.
      Besos

      Eliminar
  3. Reflecting childhood, by viewing old pictures, reading letters which we have got and which we sent, tracking back to these feelings which we have had about ourselfs, our low self-consciousness, which treated us, the uncertainity. All this comes back and up during such moments. But then we see very clearly our own development from a child to a woman or a man, understand that we have developed to a human being with corners and edges, with beauty and with a very personal aura. Then we may feel that its good, that we are good. And dont miss the past but enjoy ourselfs and our actual life. This nis no narcism this is positive living.
    So at least: compliments to that woman that you are now!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "At least" thank you Alfons for the compliment. I do think is positive living, but it could have been before...
      Better than nothing! anyway...

      Lg

      Eliminar
  4. Anónimo22:34

    Creo que todos tenemos a un patito feo en nuestras vidas. Es asi. Seguramente los que nos decian cosas sobre nuestro aspecto fisico tuvieron sus propios complejos que con el tiempo recordaran como lo hacemos nosotros.
    En mi caso el defecto que me "marco" en la niñez fue una de las cosas que le gusto a la que hoy es mi mujer. Y llevo con ella 34 años entre matrimonio y noviazgo. Venga os lo voy a decir Yop soy muy moreno de piel y ademas con nada de sol ni te cuento. En abril ya parezco magrebi.
    Un abrazo, Txomin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja,¡ Confesiones y todo! Esto se anima...
      Querido Txomin, es que eso que te acomplejaba por ejemplo a mí me da envidia, que casi casi tengo que esconderme del sol... Todo es tan relativo! pero lo que está claro es que casi nadie estamos contentos con lo que tenemos...

      Besos

      Eliminar
  5. Pam McClane14:20

    ¡¡¡wow que interesante!!!

    Realmente has hecho de todo! ¡bien por ti! seguro que ahora podrías seguir siendo modeo, y eso de que no dabs las medidas... ¡no sé yo! aunque... ¿quién quiere darlas? ahora veo a muchas modelos que no las tocaría ni con un palo (por miedo a romperlas y porque dan pelín de grima...), sin contar con que cada vez hay más modelos feas... si definitivamente, mejor que no siguieras por ahí :-)

    imagino que sí, pero... ¿has intentado ponerte en contacto con los de la Semana Internacional de la Moda para ver si tienen hemeroteca o similar? ¿o con algún canal?

    espero que lo consigas :-)

    ResponderEliminar
  6. Querida Pam,
    Como supones el mundo del "modeleo" por dentro no tiene nada de glamuroso, aunque me siento orgullosa de haber conocido a un gran ser humano como Jesús del Pozo, recientemente desaparecido. Me estuvo frotando las piernas no se cuanto tiempo, para que entrara en calor... qué persona más cariñosa y adorable. Pero eso es una aguja en un pajar, lo demás son envidias, puñales por la espalda... y cosas peores: una de las chicas que sale en la foto ya no está...
    En cuanto a lo de la hemeroteca del Festival lo voy a intentar. Sólo por ver los modelazos que saqué merece la pena. Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pam McClane18:15

      Si tienes suerte y lo consigues espero que nos pongas alguna imagen más.

      Nunca me atrajo el mundo de la moda, pero también es cierto que yo nunca he tenido medidas para ello... es que yo soy una chica 10 a secas (me faltan 10 cm y me sobran 10 kg) ;-p

      Eliminar
  7. Anónimo22:36

    Bueno..., el tener el pelo "afro" siendo blanco y en los sesenta no te creas tu que...

    Claro que luego en los setenta la cosa cambió, tenía una pinta a lo Jimmy Hendrix que molaba cantidá tía.

    Jajajajajajajajaajajaja.

    Lovely night, baby.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo imagino tío ;) no me hace falta verte los pelos jajaj ya nos vamos conociendo...

      Gracias por molestarte
      Muakas

      Eliminar
  8. Muy bonito reportaje!! la verdad es que muchos niños, yo diría que casi todos han sufrido ese tipo de ataques e inseguridades hasta que afianzan su personalidad. Yo también estuve toda mi época de estudiante atrás de la clase para no molestar por mi altura y ya ves que pasado el tiempo las tornas cambian por completo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces eres de las mías! siempre la última... jjaj

      Besotes y gracias

      Eliminar
  9. Uff, Susana, ahora que leo tu blog, poco a poco me voy dando cuenta nos parecemos más de lo que creía, porque la gente se parece más de lo que cree, no vivimos cosas tan diferentes, básicamente somos todos iguales con algunas particularidades. Y saber esto me hubiera venido de perlas en la adolescencia. Era un bicho raro de 1,80 m. y 54 k que pintaba, escribía poesía y relatos y que sacaba unas notas alucinantes. Lo que quiere decir, es que apenas tenía amigas, se metían conmigo y de los motes ni hablamos. Bullying a tope. Pero tengo que decir que, aunque a veces lo pasé muy mal, me gusta "ser diferente" y pasar lo que he pasado, ya sé que suena a ego, pero me gusta la persona en la que me he convertido. Un abrazo, Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, a mí también me hubiera gustado saber lo que sé ahora, pero la vida es injusta por definición...
      Me alegro de que te identifique conmigo, no te creas que he encontrado mucha gente con la que congenie a lo largo de mi vida, sobre todo mujeres, que siento decirlo pero son muy malas en estas cosas. Todavía sigo esperando encontrar esa amiga de verdad...en fin. Sobre eso podría escribir un libro!
      Besotes wapi.

      Eliminar
  10. En la foto eras una bella niña y ahora bella mujer...
    Todos pasamos por esa etapa, a veces los niños y adolescentes son bastante crueles, trabaje en la docencia y conozco del tema, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradecen los piropos Graciela!! sobre todo cuando nos vamos haciendo mayores... aunque como siempre digo la alternativa no es "contemplable" jaja
      Si has sido docente , no quiero pensar lo que habrás tenido que aguantar! debs tener mucha paciencia de la que por cierto carezco yo ;)
      Besotes guapi

      Eliminar
  11. Niña bonita, la vida luego te va demostrando que lo interior es tan o mas importante que lo exterior. Creo que todos luchamos con eso alguna vez...Sigo teniendo muchos complejos aún, pero aprendí a superar aquellos que mas me molestaban. Que loco que te hayas sentido acomplejada alguna vez. Eras preciosa y lo seguís siendo! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca me vi bonita Sole, no me creerás, pero hasta que fuí bastante mayor quería tener piernas de futbolista y yo que sé que más. De todas formas aunque se sufre mucho, prefiero eso a esas niñas que se pasean por concursos de belleza, y son sus madres las que las estropean!. No creo que haya nadie en el mundo que no sufra por algun complejo sea visible par uno mismo o los demás... yo creo que tiene que ver con las inseguridades de cada uno. Hay feos refeos, felices y encantados de conocerse jajaj seguro que conoces a alguno. ¡qué envidia! Besotes

      Eliminar
  12. Ayer cuándo lo leí, me quede absolutamente mudo y he estado pensando mucho a lo largo de hoy en esta época de mi vida que pasados los años la fui borrando. Todos pensamos que los jóvenes y niños son felices porque están fuertes y sanos, sin embargo es la edad de mayor riesgo de suicidio. Ayuda el hecho de que los niños y jóvenes son crueles, pero también que este tema es ninguneado por los padres con mucha facilidad pensando que es algo sin importancia. El enfoque tuyo ahora es bonito, a toro pasado, pero estoy seguro que en el momento deseaste que te borraran. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, esactamente como dices, muchas veces hubiera querido desaparecer, pero... aunque es duro durísimo debes quedarte tranquilo en un aspecto y es que los padres si meten baza es aún peor, así que poco pueden hacer sólo inculcarles fuerza y valor para que no les afecte demasiado lo que los demás digan.
      Gracias Guillermo y no te preocupes en exceso

      Eliminar
  13. Esto llama a la confesión... No recuerdo que, aparte de las tonterías pasajeras, estuviera acomplejado por nada, a pesar de mis botas ortopédicas y mis tempranas gafas que, por otra parte, ayudaban bastante a no ser el más popular de los alumnos. Otra cosa eran mis complejos silentes, los que no hacía falta que nadie me los recordara, pero que indudablemente estaban ahí... y ahí siguen.

    Saludos, larguirucha (con mucho cariño te lo digo, eh).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me puedes decir casi lo que quieras! jaja, pero todos seguimos teniendo complejos y el que no sí que es un bicho raro o seguramente un psicópata, porque no tener ninguna inseguridad del tipo que sea no creo que sea ni sano... lo malo es cuando eeres niño que se sufre mucho más.
      Gracias por tu ENORME esfuerzo ;)

      Eliminar
    2. Mujer, tanto como ENORME... Dejémoslo en "incomodillo"...

      Eliminar
    3. Jajaj por fin he conseguido que no lo veas tan mal ;)

      Eliminar
  14. A mi me pasó lo mismo !!!! Solo que no me dediqué a nada que tuviera que ver con eso porque me una amiga me quería convencer y me sentía tan fea, tan fea que no quise pasar por eso de ver otras tan bonitas ! a mi también me decían Jirafa y con mi mejor amiga que terminó siendo modelo, nos comprábamos mil golosinas para engordar y ser igual al resto.......yo mido 1,72 y no tengo ojos claros....pero....cierto que nos hacían sentir muy mal !

    ResponderEliminar
  15. Lo mío fue pura casualidad y no estuve mucho tiempo porque no me gustaba ese mundo. Ya me hubiera gustado tener una mejor amiga y compartir con ella lo que sea... pero me lo comí yo solita con patatas, para variar!
    Gracias Anita.

    ResponderEliminar
  16. Es increíble, como nos haces sentir tan identificados con aquella niña tan bonita y con la mujer que eres ahora y mira alacia atrás, con sabiduría y el aprendizaje que nos da la experiencia y los años.
    Los niños pueden ser menos crueles, si se les enseña, y los adultos no deberíamos ser crueles nunca, en absoluto. Entradas como ésta invitan a estas reflexiones y pueden ayudar a que valoremos lo que en verdad importa y donde se haya la belleza que nos importa. Muchos besos preciosa. Muy bonito artículo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, tú si que eres mi niña bonita. T'estimu moll 💜💙❤💚

      Eliminar
  17. Anónimo18:43

    Tema viejo, pero muy actual ahora: Reírse de las diferencias o defectos de las personas y llevarlas a muchas al abismo por ello. Qué pena que falle la educación desde pequeños. Hay que tener mucha personalidad para no dejarse influir. Os contaré una anécdota: Tenía unos 18 o 19 años y mira cara estaba llena de granos. Sabe Dios por qué, pero el chico más guapo de la discoteca siempre venía a pedirme baile. Un día, cuando salía de la sala, se me acercó una rubia que bebía los vientos por ese chico y me dijo: No sé cómo puede bailar contigo si con esa cara das asco. Le respondía: Esto se me quitará, pero la cara de tonta que tú tienes no se te quitará nunca. Os juro que muchas veces yo me he lamentado de haberle dicho eso porque sentí que me puse a su altura de barriobajera. Pero su comentario me hirió profundamente. Bastante dolor tenía yo ya con mi acné. En fin, me acné se quitó tras muchos años de medicación. Dela cara de la chica no me preguntéis porque no la he visto hace medio siglo.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo18:55

    Susana, bello cisne, ¿has vuelto a ver a aquellas que se reían de tus hermosas piernas?. La sencillez y la humildad deberían acompañarnos de por vida porque muchas veces las tornas cambian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que me las he vuelto a encontrar y me siguen mirando mal... pues sabes lo que te digo? que peor para ellas, yo prefiero ir con una sonrisa por la vida aunque a veces sea interior. Gracias por tu comentario Inma :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LECTORES EN EL MUNDO

Únete a mis amigos

http://ads73835.hotwords.com/show.jsp?id=73835&cor=FF0000&tag=div&atr=class&vatr=post-body